Jóvenes de la Casa Lúdica de Leticia continúan desarrollando intercambio en Hungría

2/10/2019
Jóvenes de la Casa Lúdica de Leticia continúan desarrollando intercambio en Hungría
Los deportistas tuvieron oportunidad de conocer y compartir con Kristóf Milák, nadador húngaro subcampeón mundial en 2017 estilo mariposa y campeón mundial en 2019 en 200 metros estilo mariposa.

 

Budapest (oct. 2/19). El segundo intercambio deportivo en Hungría avanza de manera fluida y exitosa, con resultados positivos y de gran impacto tanto para los jóvenes como para la relación bilateral Colombia - Hungría.

A la fecha, el grupo tuvo la oportunidad de entrenar diariamente en el centro deportivo más importante de Hungría, considerado como uno de los mejores en Europa, ‘Duna Arena’. En este centro practican varios medallistas olímpicos en categoría oro, lo que les ha permitido a los jóvenes tener encuentros de muy alto nivel deportivo con algunos de ellos.

El entrenamiento diario consiste en la preparación física de los niños a través del aprendizaje de nuevas técnicas de natación y ejercicios de alta intensidad, los cuales son guiados y liderados por un entrenador húngaro con la supervisión y colaboración del entrenador colombiano que acompaña a los jóvenes en su intercambio.

En el pasado entrenamiento, los deportistas tuvieron oportunidad de conocer y compartir con Kristóf Milák, nadador húngaro subcampeón mundial en 2017 estilo mariposa y campeón mundial en 2019 en 200 metros estilo mariposa, título que había mantenido por 10 años el famoso y varias veces campeón americano, Michael Phelps, hasta ser superado en récord por el mencionado Kristóf Milák en julio de este año.

Además, en uno de los entrenamientos conocieron a Katinka Hosszú, proclamada campeona del mundo en los 400m en 2009 y en los 200m y 400m en 2013, 2015, 2017 y 2019. Ganó medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, donde rompió el récord mundial en los 400 metros combinado.

Finalmente, el 2 de octubre visitaron la Universidad de Educación Física, donde se encontraron con Ágnes Kovács, campeona olímpica retirada, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Sídney del 2000.

Estos encuentros se convierten en una oportunidad para que los niños se involucren, conozcan y aprendan aún más sobre esta disciplina y la cultura húngara a través del deporte y de la interacción con deportistas de tan alto nivel y recorrido.